Qué comer este verano, escuchando a tu cuerpo.

Cada estación pertenece a una transformación de la energía. Al verano le pertenece la energía del fuego, la temperatura aumenta y hay más horas de luz. La tierra suministra verduras y frutas con gran cantidad de agua, para adaptarnos a este calor.

En verano necesitamos hidratarnos más que en otras estaciones del año, tomamos más líquido, agua, refrescos, sopas frías como el gazpacho, ensaladas y los apetecidos helados y granizados. Pero cuidado!!!! un exceso de estos alimentos fríos nos pueden enfriar internamente. Demasiados líquidos fríos como zumos, helados, granizados, etc. pueden llegar a debilitar nuestra condición, especialmente si ésta no es muy fuerte. Es muy frecuente tener diarreas, dolores de garganta y al final del verano, nos constipamos con facilidad.

Si escuchamos nuestro cuerpo. nos daremos cuenta de que realmente nos apetecen alimentos menos densos, más ligeros, con preparaciones sencillas. En general, son alimentos que se digieren con facilidad y generan frescor.

Siempre que puedas, céntrate en frutas y verduras de estación, aumenta poco a poco el consumo de ensaladas y verduras cocinadas ligeramente en escaldados o salteados rápidos. Elegiremos las verduras de la estación, pepinos, pimientos, cebollas tiernas, calabacines, etc. y las combinaremos con raíces como zanahorias, remolacha, etc. Disfruta de todo lo que te da la naturaleza en esta temporada: melón, melocotón, nísperos, albaricoques, cereas, sandía, etc… pero con mesura.

Las legumbres nos proporcionan proteínas sin tener que acudir a los productos animales. En esta época del año podemos consumirlas en ensaladas o preparar patés de legumbres. Los cereales más ligeros como el maíz, la quinoa, el cuscús, la cebada y los arroces integrales largos (basmati, jazmín, etc.) son también una bueno apción.

Las verduras que son un poco amargas son muy interesantes pues tonifican el elemento de esta estación: el fuego, activando la digestión y la circulación: rabanitos, rúcula, berros, canónigos, darán variedad a tus ensaldas.

Los germinados son ricos en minerales y vitaminas, muy adecuados para esta estación de estval. Puedes usar brotes de soja, alfalafa, berros o incluso lentejas en tus ensaladas o bocadillos.

Conviene reducir el consumo de grasas en esta estación puesto que nos van a producir más calor. También moderaremos el uso de aceites en las cocciones.

Preparar gelatinas con agar-agar ayudará a limpiar y regenerar la mucosa intestinal y además refrescarnos. Los copos de Nori son fáciles de añadir a ensaladas o cremas de verduras, muy prácticos para el verano.

Los pickles nos ayudarán a la digestión y mejoran la flora intestinal. Además, son excelentes paar movilizar depósitos de grasa. El chucrut es una manera sencilla de tenerlos siempre en tu plato.

Es importante no olvidarse de tomar sopas o cremas, para mantener activo el fuego digestivo, sobretodo para las personas que tienen más frío interno o están convalescientes. ¡¡¡¡Atención!!! El té calienta porque el agua caliente es vasodilatadora, por lo que al principio calienta pero luego enfría!.

Los sabores que enfrían más son el ácido y el amargo. Es interesante preparar aliños o salsas donde estos sabores estén presentes.

Y para lucir una piel bronceada…. nada mejor que un licuado de zanahoria rica en betacarontenos.

Ahí ba la receta:

  • 1-2 zanahorias (a ser posible ecológicas)
  • 1 manzana ecológca co su piel
  • 1/2 limón pelado

Pasar todo por la licuadora y llenar un vaso de la mezcla. Añadir una cucharada sopera de aceite de oliva virgen de primera presión en frío. Tomar seguido.

 

¡ Este verano, disfruta alimentándote sano y en contacto con tu cuerpo!

 

_____________________________

Joana Mesonero Hernández

Naturópata y Nutricionista Ortomolecular. Alimentación Energética según la tradición china y macrobiótica.

Acompaño y oriento procesos de cambios de hábito y en enfermedades con dieta, fitoterapia y suplementos naturales.

 

Llámame al número: 659 582 495

Contáctane al mail: consulta.joanamesonero@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *