Meditación sobre el agua tranquila

En este mes de agosto en el que la mayoría disfrutamos de unos días de descanso y muchos de nosotros disfrutaremos con el agua del mar, de las piscinas, de ríos y lagos; os queremos recomendar una lectura muy especial: El libro del agua, de Alick Bartholomew. Estudiar el agua se convirtió para Alick Bartholomew en una búsqueda personal. 

El agua da forma a nuestros paisajes, sustenta la vida en la tierra, incluso influye en nuestras emociones. Pero no la valoramos lo suficiente porque damos por descontado que seguirá accesible y que no esconde nada. Descuidándola, nuestros recursos merman, la maltratamos, y sin embargo el agua puede ayudarnos a cambiar, es crucial: está en el punto en que nuestros caminos como seres humanos pueden ir hacia el cambio o hacia la destrucción. En este libro, Alice nos muestra investigaciones biológicas cuánticas, según las cuales el agua es el medio de comunicación dentro de los organismos, entre ellos y con el entorno. Sólo si entendemos la verdadera función del agua en la Naturaleza podemos comenzar a vivir de manera más responsable y sostenible.

Pon una gota de agua en la palma de tu mano

 

La gota que sostienes en tu mano

Es parte del agua que fue cuna de toda vida

En este planeta eones atrás

La primera lluvia que salpicó la tierra caliente

Para crear el primer mar

Cada gota, bajo la luz del sol

Se ha elevado desde el mar en épocas incontables

Y ha vuelto a caer a la tierra

En forma de lluvia

 

La gota que sostienes en tu mano

Ha sido prisma que ha modelado míriadas de arcos iris

Ha viajado por riachuelos subterráneos

Borboteando en oscuras cavernas

El Arquitecto de las catedrales rupestres

Formó valles

Y partió el granito

 

La gota que sostienes en tu mano

Ha fluido por anchos ríos

Ha ascendido en la savia de los árboles

Ha sido el sudor de los esclavos

Y las lágrimas de los niños

Se ha conevrtido en la espuma que corona las olas

Y en las profundidades insondables

De inmensos lagos oscuros

Y mares

 

La gota que sostienes en tu mano

Ha formado parte del gran Diluvio

Ha sido una gota de rocío en una brizna de hierba

Una gota que ha palpitado

Por sangre hasta el corazón de las ballenas

Y ha estado en el huevo del águila

Se ha desplazado por el fluido cerebral de un poeta

Y ha brotado de las heridas de los moribundos

 

La gota que sostienes en la mano

Ha estado atrapada en las nieves del Ártico

Ha reflejado el sol en un oasis del desierto

Y ha refrescado a los cansados

 

Esta gota

Inconcebiblemente vieja

Aunque fresca y nueva

Está evaporándose lentamente de tu mano

Para mezclarse con el aire que respiras, quizá

O dispersarse en una nube coronada por el Sol

A mil pies sobre la Tierra

Imagina su viaje desde tu mano

¿A donde irá?

Puedes dirigir su viaje

Cuando se evapore

Envía a tu conciencia con ella

Es el agua de la Vida

Es agua tranquila.

Caroline Way

 

 

Feliz Descanso Tranquilo a todos

Wadaka Konnection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *