Feliz de-tox: La copa de la vida

Con la Navidad empieza el Solsticio que marca el principio del invierno; en el hemisferio norte se produce hacia el 21 de diciembre, cuando el Sol pasa por el trópico de Capricornio.
Entramos en el elemento Agua según la teoría de los 5 elementos de la medicina tradicional china. Los órganos relacionados son el riñón y la vejiga. En esta fase del año el frío ha entrado en nuestras vidas.
En nuestra zona el invierno es bastante suave, por lo que nuestra alimentación no debe ser demasiado calórica, pero debemos hacer cambios para aclimatarnos al frio.
Tomaremos aquellos cereales que nos proporcionen más energía. El trigo sarraceno o alforfón es uno de ellos, es un cereal que se presta muy bien para hacer crepes para el desayuno.
Para crear un impulso que nos permita salir vigorosos en primavera debemos hacer lo mismo que realizan las plantas: echar raíz. De entre las verduras deberíamos comer raíces casi diariamente, chirivía, nabos, apio-nabo pero también hojas verdes como las espinacas, las acelgas, y todo tipo de coles y el bróquil.
Es muy interesante empezar a tomar más legumbres en las comidas, sobre todo si seguimos una dieta vegana. Las legumbres, sobre todo cocinadas en guisos, nos van a proporcionar calor y dulzor. Legumbres más típicas de este momento son las judías, en sus diferentes tipos (blancas, pintas, rojas). La judía típica de la cocina oriental es la azuki, curiosamente tiene forma de riñón.
Para nutrir el riñón y el sabor salado que tiene asociado, nos conviene tomar alimentos que vengan del mar, así tenemos las algas que las podemos introducir en sopas y potajes de legumbres.
Para preparar al cuerpo para el frío es interesante empezar a incrementar el consumo de grasas de buena calidad. Los frutos secos en esta época, nos ayudarán a almacenar las reservas necesarias para consumir más energía. Elegiremos los que crecen en nuestra zona: almendras, castañas, nueces, avellanas. Una forma muy interesante de utilizar los frutos secos es en los postres y en salsas.
Los estilos de cocción para este momento son aquellos que nos proporcionen más calor como los estofados y si tenemos la necesidad de más calor podemos utilizar de vez en cuando el horno (mejor siempre con verduras), y tampoco renunciaremos a estilos de cocción más ligeros como el escaldado, la cocción corta o el vapor para las verduras.
En estos días de celebración siempre añadimos platos más sofisticados que nos gustan pero a la larga después de muchos días de comer mucha carne, tomar alcohol y muchos postres con gran cantidad de azúcar y la poca actividad que solemos tener, nuestro sistema digestivo acaba resentido.
Nos ayudan infusiones digestivas como manzanilla, melisa, hierbabuena, salvia, hinojo, anís verde.
Y si al final no hemos podido resistir a esta avalancha de comida, bebida y contactos sociales, toca hacer un poco de depuración, dedicarnos momentos para estar con nosotros mismos. Una buena estimulación directa de la piel con guante de crin + hidroterapia (alternancia frio-caliente) nos ayuda a eliminar las toxinas por la piel. Podemos tomar un baño calentito, hacer paseos más largos en contacto con la naturaleza.

Sencillos remedios nos pueden ayudar a limpiar nuestro cuerpo de los excesos como reducir en los días siguientes las grasas y proteínas animales, aumentar la fibra alimentaria, aumentar la ingesta de verduras de hoja verde, escarola, rúcula, alcachofas y tomar caldos e infusiones.
De entrante una Sopa de miso con cebolla y cebollino o nabo rallado o chucrut con hojas de col verde escaldada nos ayuda a eliminar los excesos de carne.
Infusiones de Té verde tipo Bancha o Kukicha con una cucharadita de pasta de umeboshi o jengibre rallado, Cardo mariano por la noche para poder ayudar un poco al hígado a realizar la tarea de depurar.

Aliños como el limón o el vinagre de arroz o vinagre de manzana nos ayuda a eliminar el exceso de grasa que nos hay quedado de esto días.
Un remedio muy bueno y sencillo de realizar es tomar por las mañanas nada más levantarnos un vaso de agua caliente con un chorrito de zumo de limón. Si queremos hacer una limpieza más profunda podemos tomar en ayunas para estimular el vaciado de la bilis 1c.s Aceite Oliva + 1 cs zumo limón.
Un delicioso batido para depurar y a la vez darnos energía es la Copa de la Vida:

3 zanahorias,

½ manzana,

½ limón,

1 trozo jengibre,

se licua y se añade

1 c.s aceite girasol virgen,

1 cs levadura de cerveza,

1 c.s germen de trigo,

1 c.s polen.

Que vuestros deseos se cumplan desde la responsabilidad, autocuidado, autoconexión y tejiendo redes de ayuda.

 

_____________________________

Joana Mesonero Hernández

Naturópata y Nutricionista Ortomolecular. Alimentación Energética según la tradición china y macrobiótica.

Acompaño y oriento procesos de cambios de hábito y en enfermedades con dieta, fitoterapia y suplementos naturales.

 

Llámame al número: 659 582 495

Contáctane al mail: consulta.joanamesonero@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *